El logo se inspira en el Ideario que respalda la tarea educativa del Instituto “San José”.

El mapa de Misiones de color verde en el  que se señala con un punto blanco Eldorado, expresa que esta Institución es una escuela situada, abierta al contexto,  que nació de la demanda de educación de una sociedad pluricultural, en la que se encuentran y funden los pueblos originarios, los criollos e inmigrantes de distintas procedencias. Se elige el  verde para simbolizar la esperanza en la resurrección y en la educación como instrumento para humanizar al hombre. Ese color también expresa el amor a la naturaleza, inscripta en los rasgos de la espiritualidad franciscana: relación horizontal con todo lo creado.

El camino de tierra colorada, ascendente,  indica una perspectiva de superación, un itinerario abierto, un proyecto dinámico, donde el modelo y meta  es  Jesucristo. El ascenso implica esfuerzo, dedicación, constancia, actitudes que en la vida, ayudan a llegar a la meta.

Es el trazado de la historia desde el humilde comienzo cuando en medio de la selva, apenas a diecisiete años del nacimiento de Eldorado,  un cura visionario, respondió a las necesidades y  se animó a sembrar cultura creando una escuela, tan modesta como su contexto. Las Hermanas Franciscanas
 Misioneras le dieron  fortaleza y continuidad.  Cuatro mujeres con una tarea compleja ante la diversidad social, étnica, económica, religiosa supieron ponerse a la escucha de personas que las orientaron en las decisiones importantes y tomadas de las manos, hombres y mujeres, laicos, pastores, sacerdotes y religiosas hicieron causa común  con esta obra.  Con inaudita creatividad dieron las respuestas necesarias en clave de Unión, Solidaridad, Esfuerzo y Alegría.

 Hay que considerar que en la  época de la incipiente colonia,  donde los diversos grupos marcaban sus rasgos típicos como  signo de pertenencia, estos gestos indicaban una madurez social extraordinaria y un testimonio concreto que nos desafían en el presente donde abundan los términos “inclusión” “diversidad” “pluralismo” etc.

Las sandalias  indican asumir la realidad, tener los pies en la tierra y caminar hacia adelante, en  búsqueda y construcción, con sencillez y humildad, de una sociedad más justa, fraterna y solidaria. Son sandalias misioneras para salir al encuentro, romper cualquier tipo de frontera y  construir fraternidad. Representan  la humilde disposición de los que valoran la búsqueda de la coherencia cotidiana, “el paso a paso” que deja huellas y marca camino.

El cayado representa la fortaleza que nos otorga la fe. Levemente inclinado  hacia adelante, indica la postura de marcha (ni  acomodarse en los éxitos, ni detenerse ante las dificultades).

 Es síntesis de una espiritualidad hondamente franciscana, capaz de optar por lo esencial, asumir la austeridad que no basa su seguridad en las cosas sino en las convicciones vitales,  que es capaz de trascender teniendo  a Dios como apoyo, fuerza e impulso permanente para el bien, la paz y la justicia

El sol  representa la vida, la energía positiva, la pasión, las convicciones y la entrega por la causa del Amor.

Paz y Bien es el saludo franciscano que encarna una opción permanente por la Justicia y la no violencia

Amor y sacrificio, fueron las últimas palabras de María Ana Mogas, sintetizan su legado. El que ama es capaz de dar la vida.

 

        Todo el conjunto simbólico está rodeado de un círculo  para expresar la vocación fraterna, la utopía y el quehacer de la comunión que es lo que en definitiva nos hace personas, seres humanos diversos y tan semejantes al mismo tiempo. Nuestra escuela quiere ser espacio de aprendizaje mutuo, humus para crecer en plenitud, SER Y HACER FELICES.

©2017 Instituto San José - Eldorado Misiones

Buscar